[[seccion.php]]

El salmorejo cordobés, miembro honorífico en Portugal

La Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés ha sido condecorada honoríficamente por la Confraria dos Gastrónomos do Algarve en su XV capítulo de distinciones en el que también han sido nombradas "cofrades de honor" grupos culinarios de Italia, Francia y Portugal. 


La Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés ha sido condecorada honoríficamente por la Confraria dos Gastrónomos do Algarve en su XV capítulo de distinciones en el que también han sido nombradas "cofrades de honor" grupos culinarios de Italia, Francia y Portugal. 

"Ha sido todo un honor ser condecorado como cofrade de honor por la Confraria dos Gastrónomos do Algarve en nombre de la Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés" ha declarado el presidente, don Miguel del Pino que ha asistido a Loulé, en el distrito de Faro, en el Algarve portugués, acompañado de una veintena de cofrades cordobeses. 

Del Pino ha destacado que "en Portugal se valora la cocina cordobesa y en algunos restaurantes incluso hemos saboreado un salmorejo muy bien elaborado, con un sabor muy similar al del salmorejo cordobés". Concretamente, en "Noelia & Jerónimo" de Cavanas, Premio Aurum European en 2014, "el salmorejo estaba exquisito, con la particularidad de que en vez de jamón, le pusieron dos tiras de mojama". 

La delegación cordobesa ha formado parte del XVII Gran Capítulo, donde el presidente de la Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés "por la figura que representa afín a los valores de defensa y protección de la gastronomía como patrimonio cultural colectivo" ha sido condecorado con el grado de "Cofrade de Honor" por su homólogo en la Confraria dos Gastrónomos do Alarve, el "Gran Maestro" José Manuel Alves. 

Así, en la IV Gala dos Prémios Sta. Maria de Ossónoba, celebrada en la ermita de la Virgen en la localidad de Loué, don Miguel del Pino fue investido el pasado 3 de octubre. 

Además, como el grupo cordobés ha tenido la mayor representación en el evento, la Confraria dos Gastrónomos do Alarve quiso regalar una cerámica hecha y pintada a mano como recuerdo a la cofradía cordobesa. 

En palabras de Del Pino: "Portugal y España no solo están unidas por un pasado en la Historia, sino que la gastronomía es ya un elemento común con el país vecino".