Decálogo de los beneficios del salmorejo cordobés


1. Fuente natural de antioxidantes que aportan los tomates (vitamina C y licopeno), así como los polifenoles y la vitamina E que proporciona el aceite de oliva virgen extra.

2. Efecto vasodilatador que confiere el ajo, siendo muy beneficioso para la circulación sobre todo en épocas de calor como el verano.

3. Cardioprotector natural debido a que la única fuente de grasa es el aceite de oliva virgen extra que proporciona un excelente perfil de ácidos grasos cardiosaludables.

4. Receta muy versátil, puede tomarse como plato principal, como acompañamiento y guarnición de un segundo plato o como salsa en lugar de utilizar salsas prefabricadas más calóricas y menos saludables.

5. Plato económico, sencillo y cómodo, tanto a la hora de preparar como de conservera.

6. Receta baja en calorías, aporta 70 kcal/100 ml. aproximadamente, con lo que una ración normal de 250 ml. tiene 175 kcal.

7. Mantiene las propiedades nutritivas intactas (vitaminas y minerales) de los tomates al no necesitar calor para procesarlas.

8. Plato muy refrescante que se puede consumir todo el año, ayuda a reponer líquidos e iones como el sodio o el potasio.

9. Fuente de proteínas de alta calidad y vitaminas del grupo B al añadir huevo duro al plato.

10. Aporte de hierro, proteínas y vitamina B12 al incorporar el jamón serrano.